viernes, 28 de septiembre de 2007

FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN: DÍA OCHO

Jornada de decepciones

Mañana se conocerá el palmarés de esta 55ª edición del Festival de San Sebastián, para el que ya se están escuchando algunos nombres en las quinielas. Tras el buen recibimiento que tuvo la película de Wayne Wang, ayer la jornada fue bastante decepcionante. En la sección oficial se presentaron la norteamericana Honeydripper de John Sayles y la surcoreana Goong nyeo de Meejung Kim, ninguna de las cuales consiguió más que tímidos aplausos.
John Sayles, un habitual del festival donostiarra, se ha acercado al mundo de la música en Honeydripper. En ella narra la vida de un pianista (Danny Glover)del sur profundo estadounidense que lucha por mantener a flote su bar, huérfano de clientes ante la irrupción del rock n’ roll. A pesar de que está rodada con el buen hacer habitual en Sayles, la película no ha gustado demasiado a la crítica. Lo único que han destacado en un film que se antoja demasiado largo es su banda sonora
Goong nyeo es la ópera prima de Meejung Kim y narra, con una estética muy cuidada en la que se entremezclan momentos cercanos al gore, la investigación que se inicia en el palacio imperial, al aparecer una de las doncellas muerta. Secretos conspiraciones palaciegas y envidias se entremezclan en una cinta que no ha gustado a nadie. De hecho muchos de los asistentes abandonaron la sala durante la proyección
Hoy el festival afrontará su última jornada competitiva con la proyección de Padre nuestro de Christopher Zalla y Daisy diamond de Simon Staho.

No hay comentarios: