lunes, 3 de septiembre de 2007

FESTIVAL DE VENECIA: TERCER, CUARTO Y QUINTO DÍA

Clooney, Scott, Pitt, Allen, Theron, Haggis...

Fin de semana entretenido en el festival de Venecia gracias a la presencia de directores e intérpretes que han hecho las delicias tanto de la crítica ávida de buen cine que llevarse a la boca (o mal cine al que machacar) como del público que espera ver pasear a sus ídolos por la pantalla y por la alfombra roja.
El viernes empezó bastante bien, con la presencia de George Clooney presentando Michael Clayton junto con el director Tony Gilroy y sus compañeros de reparto Tom Wilkinson, Tilda Swinton y Sidney Pollack. Película de juicios en la que un abogado (Clooney, of course) se enfrenta a un complicado caso en el que está involucrada una gran multinacional a la que se le ocusa de ocultar que uno de sus productos estrella es cancerígeno, Michael Clayton ha gustado bastante y, sobre todo, se ha alabado la buena labor de sus intérpretes.


Un últimamente bastante perdido Brian de Palma (su último film es ese horror llamado La dalia negra) presentó también el viernes Retracted, un drama sobre los excesos del ejército norteamericano en la Guerra de Irak. Retracted ha tenido un buen recibimiento, siendo una película que ha recordado a muchos otro de sus trabajos como fue Corazones de hierro.
El sábado fue el turno de tres directores completamente distintos entre sí, como son Paul Haggis, Ken Loach y el veterano Eric Rohmer.
Tras ganar el (inmerecidamente, a pesar de las virtudes de Crash) Oscar, Haggis ha venido a Venecia a presentar In the valley of Elah. Haggis también se adentra en la Guerra de Irak, aunque desde un punto de vista distinto al de Brian de Palma. El In the Valley of Elah se adentra en las consecuencias del conflicto al retratar la búsqueda de un padre de su hijo desaparecido en extrañas circunstancias tras regresar de la guerra. Tommy Lee Jones, Charlize Theron, Susan Sarandon y James Franco son los protagonistas de este film, que ha gustado mucho, comparándolo algunos con Desaparecido de Costa Gavras.


Ken Loach y Eric Rohmer presentaron It’s Free World y Les Amours d’Astrée et de Céladon teniendo un recibimiento muy distinto. Mientras que Loach, que denuncia la explotación de inmigrantes ilegales en Gran Bretaña, gustó aunque sin entusiasmar, Rohmer decepcionó hasta a los críticos más exquisitos y condescendientes con este tipo de cine.
Ridley Scott y algunos de los actores protagonistas de la ya mítica Blade Runner, Rutger Hauer, Daryl Hannah y Edward James Olmos, presentaron la que (eso espero de una maldita vez…) es la versión definitiva de esta película, que llegará a los cines U.S.A. y que ya veremos si tiene distribución internacional. Eso sí, en DVD la tendremos en nuestro país en enero de 2008. Cambios, añadidos, nuevo montaje, retoques… pronto veremos lo que Scott ha querido hacer con esta película a la que le ha dado tantas vueltas desde que la estrenara allá por 1982.
El domingo fue el día de Woody Allen y de Brad Pitt…
El primero presentó (y decepcionó) El Sueño de Cassandra fuera de concurso. Ewan McGregor, Colin Farrell, Hayley Atwell y Tom Wilkinson protagonizan el nuevo film de un Allen que dejó a un lado su rodaje en España para presentar este trabajo que dejó indiferente a casi todo el mundo, incluso a sus incondicionales.
De igual forma decepcionó The Assasination of Jesse James by the Coward Robert Ford de Andrew Dominik, una película que tenía que haberse estrenado el año pero que ha sufrido una serie interminable de retrasos al tener que ser remontada en varias ocasiones. Basado en la novela de Ron Hansen y protagonizada por Brad Pitt y Cassey Affleck, el film de Dominik, que se presenta a concurso, ha tenido en general una tibia acogida, siendo sólo alabada la labor de Cassey Affleck.

No hay comentarios: