jueves, 22 de noviembre de 2007

NOS HA DEJADO FERNANDO FERNÁN GÓMEZ

Falleció ayer en Madrid a los 86 años

Que a una personalidad como la de Fernando Fernán Gómez se la recuerde más por sus salidas de tono y su mal carácter es algo que no se debería permitir. Sin embargo, desde que se ha conocido la noticia de su fallecimiento las distintas televisiones se han lanzado, en mayor o menor medida, a mostrar aquellos momentos en los que el actor ha mostrado su peor cara.
Pero todos aquellos amantes del buen cine sabemos que Fernando Fernán Gómez era mucho más que todo eso y que su personalidad, siendo esta como fuera, tan sólo la conocerían en profundidad sus allegados. Para el resto quedará en la memoria el hecho de que fuera una de las más importantes figuras culturales de nuestro cine, nuestro teatro y nuestra literatura… lo que no es poco.


Según aseguraba el propio Fernando Fernán Gómez, nació el 21 de agosto del año 1921 en Lima (Perú), aunque como su madre su madre estaba de gira, lo inscribió días después en Buenos Aires. Él conservó su nacionalidad argentina hasta que en el año 1984 se hizo español.

Aunque estudió Filosofía y Letras en Madrid, su herencia familiar lo llevó al teatro y de allí al cine. Su peculiar físico dirigió inicialmente su carrera hacia la comedia, aunque poco a poco fue pudiendo salir del encasillamiento, cambiando con regularidad de registro. Domingo de Carnaval de Edgar Neville, Esa pareja feliz de Juan Antonio Bardem y Luis García Berlanga y Balarrasa de José Antonio Nieves Conde, son algunas de sus películas más importantes de aquella primera época.
Su primera incursión en la dirección fue en el año 1954 con Manicomio. A partir de ahí podríamos desgranar toda una serie de títulos que han entrado por derecho propio en la Historia de nuestro cine: La venganza de don Mendo, Ninette y un señor de Murcia, El extraño viaje, El espíritu de la colmena, El amor del capitán Brando, Pim, pam, pum, fuego, El anacoreta (premio al mejor actor en el Festival de Berlín), La colmena, Réquiem por un campesino español, El viaje a ninguna parte (Goya al mejor director y al mejor guión adaptado) Belle epoque, El abuelo (Goya al mejor actor), Todo sobre mi madre, La lengua de las mariposas, En la ciudad sin límites son algunos de los muchos títulos en los que dejó su impronta.
Su último trabajo visto hasta la fecha es el documental de David Trueba y Luis Alegre La Silla de Fernando, aunque todavía queda por estrenar su último trabajo en el cine Fuera de carta de Nacho G. Velilla
Actor, director de cine y de teatro, escritor (era miembro de la real Academia y uno de los creadores del Premio de Novela Café Gijón)… glosar en tan poco espacio la vida y obra de este genio (con sus luces y sus sombras, pero genio al fin y al cabo) de nuestro tiempo es una tarea imposible.
Sólo cabe añadir que se nos ha ido un grande. Descanse en paz.

No hay comentarios: