miércoles, 1 de agosto de 2007

MUERE MICHELANGELO ANTONIONI

El cine vuelve a estar de luto

Vaya semanita que llevamos… Primero se nos muere Bergman, luego el actor francés Michel Serrault y ahora se nos ha ido también el gran Michelangelo Antonioni. El creador de Blow up (su film más conocido) falleció el pasado martes en Roma a la edad de 94 años.
En 1983 un ataque cerebral dejó a Antonioni sin casi movilidad y sin poder hablar. Sin embargo, todavía pudo realizar con ayuda dos películas como Más allá de las nubes (1995), filmado con Wim Wenders, y Eros (2004) un film dividido en tres partes que estaba firmado por Steven Soderberg, Wong Kar-Wai y él mismo.
Nacido en la ciudad de Ferrara en 1912, Antonioni comenzaría a trabajar en el cine en 1942, primero como ayudante y luego como guionista y director de documentales. Desde su primera película, Crónica de un amor (1950) hasta su ya mencionado último trabajo Eros, más de treinta largometrajes como director llenan un currículum en el que destacan Las amigas (1955), La aventura (1960), La noche (1961), El desierto rojo (1964), Zabriskie point (1970), El reportero (1974) y, sobre todo, Blow up (1966), adaptación de un relato de Cortázar que supondría su mayor éxito y, posiblemente, el film por el que será recordado.
Aunque se inscribió en el movimiento neorrealista, junto a directores de su generación como De Sica o Fellini, Antonioni de se desmarcó de forma natural del movimiento, centrándose en mostrar el sufrimiento vital de sus personajes, sus amores y desamores.
Premiado en festivales como en los de Venecia y Cannes, no recibió el Oscar hasta que le fue otorgado uno honorífico en 1995. Tardío recuerdo para un autor que hace tiempo que se encaramó al Olimpo destinado a los grandes del celuloide.