miércoles, 5 de septiembre de 2007

FESTIVAL DE VENECIA: DÍA SIETE

Haynes y las personalidades de Dylan

De los tres títulos presentados ayer en la Mostra tan sólo uno de ellos valió la pena. Y es que Todd Haynes (Velvet Goldmine, Lejos del cielo) llevó a Venecia el esperado film I’m not there, su personal visión sobre la figura del músico Bob Dylan. Pero antes, hablemos de las otras dos películas que se han presentado a concurso.
La italiana Il doce e il amaro de Andrea Porporatti ha pasado sin pena ni gloria por el festival. Este film, que narra una manida historia de mafiosos, ha sido tildada de pobre telefilm no apto para un festival de este calibre.
Por su parte, la provocadora película taiwanesa Help me Eros de Lee Kang-Sheng tampoco ha causado demasiado entusiasmo. Esta historia de amor con tintes eróticos, con escenas que buscan escandalizar a base de revolver el estómago del espectador no convenció a la prensa especializada.

Un caso distinto fue el del biopic, autorizado por Bob Dylan, I’m not there de Todd Haynes, en el que seis actores que se meten en la piel del músico, encarnándolo en distintas etapas de su vida. Richard Gere, Christian Bale, Heath Ledger, Ben Wishaw, son los más convencionales, pero no tanto Marcus Carl Franklin (por ser un niño de color) y Cate Blanchett (por razones obvias). El film de Haynes ha sorprendido por su original y compleja propuesta, en la que la poesía, la música, la crítica social y el humor (entre otras cosas) sirven para mostrar la vida de Dylan (la real y la posible) desde sus inicios en la canción protesta hasta la actualidad. De entre los actores que interpretan al cantante, se ha destacado a Christian Bale y a Heath Ledger, pero sobre todo a una Cate Blanchett que apunta a premio no sólo en el certamen veneciano sino a una (como mínimo) candidatura a los próximos Oscar.

Hoy se presenta en el Festival de Venecia, aunque fuera de concurso, El la ciudad de Sylvia del director español José Luis Guerín.