martes, 25 de septiembre de 2007

JOHN MCTIERNAN VA A PRISIÓN

El director de La jungla de cristal es condenado por el caso Pellicano

El director John McTiernan fue condenado ayer a cuatro meses de cárcel y a una multa de 100.000 dólares por mentir al FBI en la investigación de un escándalo de escuchas ilegales a famosos y ejecutivos de Hollywood.
McTiernan admitió ante el juez que engañó a los agentes del FBI que investigaban el caso de Anthony Pellicano, un detective privado de Los Ángeles que estaba acusado de realizar escuchas ilegales y de extorsión a grandes ejecutivos de los estudios y a algunas estrellas. Por estos actos fue condenado a 20 años de prisión.
El director de películas como La jungla de cristal, Depredador, La caza del Octubre Rojo o El guerrero nº 13 confesó ante el juez que pagó a Pellicano 50.000 dólares para pinchar el teléfono del productor de una de sus películas (la innecesaria Rollerball) porque sospechaba que había estado propagando rumores sobre él en los estudios cinematográficos. Sin embargo, a los agentes del FBI les dijo inicialmente que sólo había contactado con Pellicano para que investigara a su mujer de la que se estaba divorciando.
Es una pena que la carrera de este buen director especializado en cine de acción haya decaído tanto no sólo en lo profesional sino también en lo personal. A ver si con su nueva película Run, que se estrenará el próximo año, es capaz de darnos tan buenos momentos como este.

FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN: DÍA CINCO

Gere y Berneri se llevan los aplausos

La 55ª edición del Festival de San Sebastián está acercándose a sus últimos días con la sensación de que, a pesar de todo lo visto, lo mejor está todavía por llegar. Con los ecos de la presencia de Richard Gere, que recibió el Premio Donosita de la mano de Aitana Sánchez Gijón, todavía resonando por La Concha, la jornada de ayer trajo al certamen dos nuevas películas a concurso que han tenido un recibimiento muy distinto.
La canadiense Emotional Arithmetic de Paolo Bazán no fue muy bien recibida, escuchándose incluso algunos abucheos en la sala. A pesar de su interesante reparto, en el que podemos encontrar a Susan sarandon, Gabriel Byrne, Max Von Sydow y Christopher Plummer, su historia ambientada en un campo de concentración en la Francia ocupada de la Segunda Guerra Mundial no convenció a nadie. Sí que convencieron, sin embargo, sus actores, especialmente una Susan Sarandon que se postula como candidata a entrar en el palmarés.
Encarnación de la argentina Anahí Berneri fue la que se llevó los aplausos de la jornada. Historia sobre una actriz cuyos tiempos de gloria ya han pasado a mejor vida y que revive su juventud por medio de la relación que mantiene con su sobrina, Encarnación es una película en torno a la actuación y a la fama que conlleva, pero, sobre todo, sobre la pérdida de esa fama y la manera de sobrellevarla con dignidad.
Anahí Berneri es la segunda de las tres directoras que este año aspiran al máximo galardón del certamen, junto con las españolas Icíar Bollaín, que presentó el viernes Mataharis, y Gracia Querejeta que estrenará esta noche Siete mesas de billar francés.
Y mañana… más y esperemos que mejor.