viernes, 9 de noviembre de 2007

CORTO: "CORTO DESCAFEINADO"

Si nos prohibieran el café...

Como es habitual, acabamos la semana en La última sesión con un corto. En este caso Corto descafeinado, cortometraje realizado por Alexis Martínez, Jorge García, Antonio Esteve y Juan Manuel Cotelo que nos plantea con un humor muy ácido qué es lo que pasaría si, al igual que hay una ley contra el tabaco, la hubiese también en contra del consumo de café.

TRAILER DE "VALKYRIE"

Objetivo: Matar a Hitler

Valkyrie es sin duda una de las películas más esperadas del 2008. El nuevo trabajo de Brian Singer, que narra los acontecimientos que envolvieron a uno de los más famosos intentos de asesinar a Hitler, operación (lo siento, pero así es la Historia) que fracasó, cuenta con Tom Cruise como principal reclamo de un elenco que se compone de actores de la talla de Kenneth Branagh, Hill Night, terence Stamp, Carice Van Houten, Tom Wilkinson y Stephen Fry entre otros.
El estreno de Valkyrie en los U.S.A. está previsto para el 27 de junio, así que todavía tendremos ocasión de ver más adelantos del film. En nuestro país todavía no hay fecha confirmada.

MILLÁS Y LA HUELGA DE GUIONISTAS

Pan y cine

Vaya por delante que un servidor es un fan absoluto y confeso del escritor Juan José Millás, por lo que cualquier comentario que pueda hacer sobre su obra vendrá condicionado por la admiración que le profeso. Y aunque no soy muy dado a poner en La última sesión artículos de otros (creo que será la primera vez) me gustaría poner en esta ocasión este que aparece hoy en El País refiriéndose a la huelga de guionistas en Hollywood y a la labor (nunca demasiado ponderada) del escritor cinematográfico (o no). Dicho lo cual, aquí va la palabra del maestro:

"No se puede vivir sin comida, claro. ¿Y sin fábulas? Quizá tampoco. Los periódicos llevan hablando con auténtica alarma de la huelga de guionistas que comenzó el lunes pasado en EE UU. Se refieren a ella como si fuera a provocar la falta de un producto esencial para la vida cotidiana. Algunos, para explicar su magnitud, recuerdan la de 1988, que duró 22 semanas y costó a la industria norteamericana 350 millones de euros. La actual podría duplicar esa cifra. Pero los números siempre esconden, o disimulan, un pánico moral. ¿Qué ocurriría si esa panda de locos -los guionistas- se pasaran un año sin inventar historias? ¿En qué nos afectaría a usted y a mí? ¿Será verdad que esta gente, al urdir los argumentos de las series de televisión, escribe también, sin que seamos conscientes de ello, el argumento de nuestra vida?
¿Es imaginable un mundo sin ficción? Definitivamente, no. Somos tan hijos de la carne y de la sangre como de las caperucitas rojas, de las blancanieves, de las madrastras, de los pulgarcitos, de los gatos con botas, pero también de las madames bovarys y de las anas ozores y de los raskolnikofs y de los batlebys, por no hablar de los soprano y de los fraziers, de los seinfelds, o de los doctores houses. Desde que el mundo el mundo, mientras unos amasan el pan que comemos por la mañana, otros urden las historias que devoramos por la noche. Estamos hechos de pan y de novelas. El problema no son, pues, los millones de euros que podría perder la industria, sino las disfunciones que en el cuerpo social provocaría un desplome brusco de la ficción. Imaginen un mundo sin cine, sin novelas, sin cómics, si series de televisión, sin culebrones; sólo realidad a palo seco, o sucedáneos de las fábulas como los que nos sirven los políticos. Ese señor tan raro que se acuesta cuando usted se levanta es guionista. Un respeto."