jueves, 22 de mayo de 2008

FESTIVAL DE CANNES: DÍAS SIETE Y OCHO

Llegan Eastwood y Soderbergh


Ya sólo quedan un par de jornadas para que el Festival de Cannes cierre su edición número 61 con la proclamación del palmarés del certamen. Y, por lo que parece, la cosa va a estar reñida.
El pasado martes hizo acto de presencia el gran Clint Eastwood con su nuevo film Changeling, un drama basado en una historia real ocurrida en los años 30 en Los Ángeles y con Angelina Jolie y John Malkovich en el reparto. Al instante la crítica se ha postrado a los pies del director, afirmando que es una de las películas con más posibilidades de llevarse la Palma de Oro, algo que, por otra parte, Eastwood nunca ha conseguido. Y eso que todo el mundo afirma que estamos ante una gran película… a pesar de Angelina Jolie.
La húngara Delta de Kornél Mundruzcó no tuvo tan buen recibimiento, no se sabe si por su escasez de virtudes o porque entre Eastwood y la pareja formada por el realizador Emir Kusturica y el futbolista Diego Armando Maradona acapararon todas las miradas. El documental Maradona by Kusturica entusiasmó a la prensa, aunque se sintieron mucho más entusiasmados gracias a la multitudinaria y jugosa rueda de prensa que les ofreció El Pelusa.


Con Easwood y su película Changeling en boca de todo el mundo, se presentó ayer en Cannes Che, la nueva película del realizador Steven Soderbergh. Benicio del Toro se ha transmutado en esta película en el guerrillero Ernesto Che Guevara, ayudado en el reparto por algunos actores españoles como Carlos Bardem, Jordi Mollá, Eduard Fernández, Óscar Jaenada y Rubén Ochandiano. Esta película, dividida en dos partes (El argentino y Guerrilla) porque es bastante larga, dividió ayer a los críticos, que tan sólo se pusieron de acuerdo en ensalzar la actuación de Benicio del Toro.


Peor le fue a la argentina Lucrecia Martel con La mujer sin cabeza. La realizadora de La ciénaga y La niña santa vio como su película era abucheada por unos críticos que siempre la han recibido con halagos.

Mañana… más y esperemos que mejor.

Vía Las horas perdidas y El país

No hay comentarios: