viernes, 8 de agosto de 2008

TRAILER DE "EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS"

El horror... a través de los ojos de un niño

Que el libro de John Boyne El niño con pijama de rayas era carne de celuloide no debe suponer ninguna sorpresa a estas alturas. Primero porque tras su inesperado éxito la industria cinematográfica no tardó en fijar sus ojos en esta pequeña novela destinada tanto a los jóvenes como a los no tan jóvenes. Y después porque el tema que trata es perfecto para ser trasladado a la gran pantalla.
Un tanto tramposo en su concepción, el libro de Boyne narra la historia de un niño que, por circunstancias familiares, ha de trasladarse al campo. Allí simplemente se aburre. Añora su vida anterior, su casa, el colegio, a sus amigos… todo. Hasta que descubre que junto a su casa hay una alambrada y que al otro lado hay gente.
Un día, paseando junto a la alambrada conoce a un niño de su misma edad, vestido con lo que él cree que es un pijama de rayas. Poco a poco va descubriendo (el lector mínimamente despierto bastante antes que él) que vive junto a un campo de concentración nazi y que su padre es el encargado de dirigir dicho campo.
Con estos resortes dramáticos Mark Herman ha sido el encargado de escribir el guión y dirigir la adaptación de El niño con el pijama de rayas, película que se presentará en el próximo Festival de San Sebastián (20 de septiembre) y que se estrenará en nuestro país el próximo 26 de septiembre.
Los jóvenes actores Asa Butterfiel y Jack Scanlon son los encargados de interpretar los dos papeles principales de un film en el que también participan David Thewlis, Vera Farmiga y Rupert Friend.
En principio, y por lo que se puede ver en el trailer, El niño con el pijama de rayas apunta maneras de film cuando menos correcto. Habrá que ver si Mark Herman ha sido capaz de trasladar esta historia con el suficiente tacto como para no traicionar la base principal de la novela de Boyne, aunque, eso sí, solventando las trampas de una novela que, si bien trata el tema desde un punto de vista distinto y original, incurre en una serie de artificios demasiado facilotes con tal de contentar tanto a sus lectores jóvenes como a los más adultos.

No hay comentarios: