miércoles, 2 de enero de 2008

DE MONSTRUOS, SEÑALES Y VERSIONES APÓCRIFAS

Un poco del terror U.S.A. que nos viene...

El últimamente poco sugerente cine de terror made in U.S.A. tiene previstas varias películas para intentar asustarnos este año. Evidentemente tendremos los típicos-tópicos thrillers a los que tanto nos tienen acostumbrados últimamente, junto con los remakes y secuelas (de Saw ya se prepara otra… ¿tanto se puede estirar esta saga?). Sin embargo, hay algunas propuestas que pueden dar la campanada.
Dos de ellas son Monstruoso (antes conocida como Cloverfield) y The signal.

De Monstruoso ya he hablado en más de una ocasión en La última sesión. Viene apadrinada por J.J.Abrams, dirigida por el desconocido Matt Reeves y tiene detrás una campaña de promoción (impulsada desde Internet) que está causando una expectación que ya veremos si la beneficia o todo lo contrario. Trailers de Monstruoso se han visto ya varios en la red y en nuestro país ya se puede ver antes de American gangster. El último en salir es este en el que se nos cuenta un poco más… aunque no mucho, que tampoco es cuestión de chafar la sorpresa. El resultado: el próximo 1 de febrero.

Por cierto, según nos cuentan en Blog de cine los listillos de la productora The Global Asylum (aquellos de Snakes on a train y Transmorphers) se han sacado de la manga su versión de Monstruoso. La película se titula Monster (originalidad ante todo) y prácticamente cuenta lo mismo y de la misma forma que la de Matt Reeves pero cambiando la ciudad de Nueva York por la de Tokio. La película saldrá en DVD en los U.S.A. tres días antes del estreno de Monstruoso, que se estrena el 18 de enero. A eso se le llama aprovechar la oportunidad al máximo.

Como curiosidad, desde Blog de cine añaden que esta “original” productora tiene previsto estrenar I am Omega, título híbrido entre I am legend y The omega man (la versión con Charlton Heston), basadas ambas en la imprescindible novela de Richard Matheson. El nombre de su protagonista no tiene desperdicio: Mark Dacascos

Cambiando de tercio, otra película que promete hacernos saltar de nuestra butaca es The signal, film que pasó por el último Festival de Sitges cosechando buenas críticas y que viene dirigido por tres directores (David Bruckner, Dan Bush y Jacob Gentry) que nos narran la misma historia desde tres perspectivas distintas.
La trama de The signal gira en torno a una extraña señal que convierte a todos aquellos usuarios de móviles, radio y televisión en descontrolados asesinos. Del estreno en nuestro país todavía no se sabe nada, así que habrá que conformarse con este trailer.

LOS EFECTOS ESPECIALES DE "ZODIAC"

CGI al servicio de la trama

Ahora que hemos comenzado el nuevo año, no está de más echar la vista atrás para recuperar aquellas películas que despuntaron en el 2007… taquillazos al margen, porque todos sabemos que no siempre van de la mano los millones recaudados y la calidad de los films. Y es que la promoción y el (en muchas ocasiones engañoso) envoltorio con el que las productoras nos venden un producto no siempre es sinónimo de calidad.
Dejando estas cuestiones aparte, todos podríamos hacer nuestra lista de las 10 mejores películas del año pasado. Y mientras que un servidor pondría en ese top ten películas como La vida de los otros, El libro negro, Promesas del Este, Ratatouille o Más extraño que la ficción, otro quizá se decantara por 300, Death proof o Transformers. Y es que, como se suele decir, para gustos… los colores.
Dejando a un lado las preferencias de un servidor, que, seguramente, a muy pocos les importarán, sí que me gustaría añadir que la lista de La última sesión estaría encabezada (sin el menor atisbo de duda) por Zodiac. El último y no siempre suficientemente ponderado film de David Fincher es un claro ejemplo de cómo debería ser el buen cine. Habrá sido un fracaso económico, entre otras cosas porque todo el mundo esperaba un nuevo Seven, cuando se ha encontrado con su lado opuesto, sin embargo eso no quita para que estemos ante una obra maestra. Zodiac es el retrato de una obsesión y no las sangrientas andanzas del nuevo Hannibal Lecter (de ese ya tuvimos un film el pasado año y es mejor olvidarlo), así que no nos pongamos a buscar en el film de Fincher lo que no hay.
Amén de las exquisiteces que podemos encontrar en Zodiac, un elemento no lo suficientemente recalcado del film de Fincher es el buen uso que hace de los efectos especiales. Unos efectos que, a diferencia de pseudo-films como Transformers (cuyo argumento sólo es una excusa para lucir su CGI), no se hacen de notar y son utilizados única y exclusivamente para realzar la historia. Y para poner un ejemplo, aquí tenemos este vídeo en el que se muestra cómo fueron realizados.

Como en Hollywood la justicia se reparte con cuentagotas, seguramente Zodiac será relegada al ostracismo en la próxima edición de los Oscar. O, si acaso, conseguirá alguna nominación menor. Tampoco es que le haga falta obtener ninguna mención en forma de dorada estatuilla… ni tan sólo en una categoría como la de Mejores Efectos Especiales, premio que merece mucho más que otras espectaculares banalidades que se estrenan semana tras semana.

UN PAR DE CARTELES...

... de juegos macabros y embarazos.

Ya he hablado en otras ocasiones de Juno en La última sesión. Es una de las sensaciones del último cine estadounidense, dirigida por Jason Reitman (Gracias por fumar) y que ha ido recibiendo premios y nominaciones (3 a los Globos de Oro) por donde ha ido pasando.
Hemos podido por aquí ver tanto su trailer como alguno de los carteles e imágenes que se han ido publicando de la película. Ahora ya podemos ver el cartel que lucirá por estos lares. El estreno en nuestro país: el 1 de febrero. Así que ya queda menos para poder verla.


La que se presenta así de explícita es Funny games, remake de la película de 1997 de Michael Haneke, que se ha encargado de dirigir él mismo. La protagonizan Naomi Watts, Tim Roth y Michael Pitt, y se estrenará el 19 de marzo… justo cuando empieza la Semana Santa. Así que tenemos un par de opciones: o una ración de procesión y capuchos… o cinéfilos jueguecitos macabros.