martes, 8 de enero de 2008

ESCENA DE "EL SENTIDO DE LA VIDA"

Oye... Yo no he probado el paté...

Terry Gilliam, John Cleese, Graham Chapman, Eric Idle, Terry Jones y Michael Palin, o lo que es lo mismo el grupo cómico británico Monty Python, crearon en 1983 la película El sentido de la vida. En el film, a través de varios sketches repasaban (a su manera, eso sí) los momentos más importantes de la vida del ser humano: el nacimiento, el amor, el sexo, la filosofía, la historia, la medicina o la muerte, cualquier tema es tratado aquí con el satírico, sarcástico, ácido, grotesco, irreverente e inconfundible humor de los Monty Python.
Una de las escenas finales, la que hace referencia al tema de la muerte, es la que incluyo a continuación. Una escena en la que los cómicos británicos hacen gala de su mejor humor sin perder la oportunidad de lanzar alguna que otra crítica.

CARTEL (O NO) DE "HARRY POTTER Y EL PRÍNCIPE MESTIZO"

La sexta parte llegará en noviembre

Es más que probable que este cartel sea obra de un fan, principalmente porque nadie se pone de acuerdo en si es o no auténtico y, sobre todo, porque nadie lo ha presentado oficialmente. Y es que en una franquicia que genera tanto dinero como esta ni el más nimio de los detalles como puede ser la presentación de un cartel se deja al azar. De todas formas, sólo por el buen trabajo que ha realizado quien quiera que lo haya hecho, vale la pena recompensárselo colgándolo en la red, aunque sea en una modesta página como es La última sesión.
Sea como fuere, la sexta parte (penúltima, recordemos) de las aventuras del niño mago, llamada Harry Potter y el Príncipe Mestizo, está rodándose y tiene previsto estrenarse el 21 de noviembre.

SE CANCELA LA GALA DE LOS "GLOBOS DE ORO"

Los guionistas se apuntan otro tanto

Los sindicatos de los guionistas de Hollywood ya tienen una muesca importante en su culata: Los Globos de Oro. La Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood anunció a última hora de ayer que la ceremonia, tal y como estaba concebida (alfombra roja, cenita, premios, agradecimientos varios…), iba a ser cancelada y que el próximo 13 de enero se darían a conocer los galardonados en una rueda de prensa que se celebrará en el Beverly Hilton.
Tras el apoyo de los actores a la huelga de los guionistas y ante la posibilidad de que la gala de entrega de los premios se quedase huérfana de estrellas (y con los piquetes en la puerta), los organizadores han tenido que tomar esta determinación. Una decisión que se venía viendo ya desde hace algunos días y que pone en el punto de mira a los Oscars (cuya gala está prevista para el 24 de febrero), ya que, por lo que parece, las posturas entre los huelguistas y los dirigentes de los grandes estudios no están precisamente cercanas.
De momento los guionistas, que llevan en huelga desde el pasado 5 de noviembre, han conseguido llegar a acuerdos puntuales con la productora de televisión Worldwide Pants (la de David Letterman y Craig Ferguson) y con United Artists (con Tom Cruise y Paula Wagner a la cabeza) para poder empezar a trabajar con normalidad. Cabe suponer que, visto lo visto tras la suspensión de la gala de los Globos de Oro y ante la inminencia de que ocurra lo mismo con los Oscars, los estudios empezarán a pensarse seriamente el negociar un acuerdo justo para ambas partes.
Y es que la negociación de los nuevos convenios con los actores y con los directores está a la vuelta de las esquina…

ESCENA DE "RESERVOIR DOGS"

De Like a virgin y la necesidad de las propinas

Hace algo más de quince años que un director por entonces desconocido estrenaba en los cines una película llamada Reservoir dogs. Por aquél entonces no sólo no era el director famoso que es hoy, sino que todavía no estaba tan pagado de sí mismo, ni se miraba tanto el ombligo, ni torturaba al público con películas como Death proof. En aquella época todavía era capaz de controlar su obsesión por los pies femeninos, dedicándose por entero a escribir diálogos tan banales como interesantes. Y para muestra, este botón que supone la conversación del inicio de Reservoir dogs, todo un ejemplo de cómo reinventar desde los títulos de crédito el género de gangsters y, además, meter de lleno al espectador en una historia que te atrapa desde el primer instante y que no te suelta hasta un segundo después de encenderse las luces.

Esperemos que Tarantino se deje algún día de lado tanta autocomplacencia y se acuerde no sólo de cómo sabía rodar (aunque de eso todavía se acuerda) sino, sobre todo, de cómo sabía escribir diálogos como estos