domingo, 30 de noviembre de 2008

KENNETH BRANAGH SE PASA A LA TELEVISIÓN

Se convierte en Kurt Wallander para la BBC

Gracias a la web del Canal TCM me entero de que Kenneth Branagh, actor y director por el que un servidor tiene especial debilidad y del que todavía sigo esperando que alguien se digne a estrenar de una maldita vez su adaptación de Como gustéis, se ha pasado a la televisión.
Más concretamente acaba de estrenar una serie para la BBC llamada Wallander, basada en los thillers policíacos del escritor sueco Henning Mankell y protagonizados por el inspector Kurt Wallander.
Bastante mayor, con el pelo canoso y aspecto cansado, así se presenta Branagh en esta serie que adapta para la primera temporada los libros El guerrero solitario, Los muertos del día de San Juan y La muralla invisible.
Esperemos que esta serie pueda verse por alguna de las tantas cadenas que existen (aunque sean de pago), porque teniendo la producción de la BBC y por lo que se puede ver en este anuncio promocional, parece que esta serie puede estar bastante bien. Si no… al menos por lo que respecta a un servidor, habrá que echar mano de las distintas posibilidades que tiene la red.

TRAILER DE "LA CLASE"

La dura vida de un profesor de instituto

Palma de Oro en el último Festival de Cannes, alabada por la crítica, nominada como mejor película europea, candidata a Oscar por Francia… son suficientes precedentes como para tener en cuenta una película como La clase (Entre les murs).
Filmada a medio camino entre la ficción y el documental La clase está basada en el libro autobiográfico de François Bégaudeau (que se interpreta a sí mismo en el film) y narra la vida cotidiana en una clase de un instituto de un barrio conflictivo y la lucha de un profesor de lengua para que sus alumnos lleguen a aprender algo.
El próximo 16 de enero llegará a nuestro país este film de Laurent Cantet que ha tenido un notable éxito en el país vecino y que viene avalado por las buenas críticas que ha ido recibiendo allí por donde ha pasado. Esperemos que La clase tenga la distribución adecuada para que el espectador pueda acceder a ella entre tanta mediocridad que campea por nuestra cartelera.