miércoles, 17 de junio de 2009

LAS ARMAS DE MICHELLE PFEIFFER O CÓMO CONSEGUIR UN PAPEL CON AL PACINO

Nada como hacerlo sangrar...

Michelle Pfeiffer no era más que una cara bonita más que buscaba hacerse un hueco en Hollywood allá por 1983. Tan sólo había hecho una película de cierto renombre y no era más que la infumable segunda parte de Grease. Sin embargo, aquél año consiguió el papel de Elvira, la mujer de Tony Montana en El precio del poder de Brian De Palma. Conseguir emparejarse cinematográficamente con todo un Al Pacino fue el espaldarazo que necesitaba la carrera de esta actriz que, todo hay que decirlo, sigue siendo toda una belleza a sus 51 años.
Pues bien, aquí la tenemos en una reciente entrevista en el show de David Letterman, comentando cómo llegó a hacerse con el papel después de que Pacino no quedara demasiado contento con ella tras una primera prueba. Sacar un poco de carácter no le vino nada mal, después de todo.



Vía TCM

2 comentarios:

Snake dijo...

Menos mal que cambió su suerte. Probablemente la secuela de Grease sea una de las peores películas que haya tenido el disgusto de ver.

De todas maneras, aún con su participación en "Scarface", creo que donde adquirió relevancia fué a partir de "Lady Halcón". Que tiempos aquellos... :D

Muy buen post.

J.A. Pérez dijo...

La secuela de Grease se deja ver tan sólo porque está ella, que si no...
Lady Halcón fue uno de los papeles que consiguió tras su participación en esta película. Por eso me refiero a que supuso el espaldarazo a su carrera.

Un abrazo!!