jueves, 20 de mayo de 2010

CARTEL Y TRAILER DE "LA CASA MUDA"

Miedo en una sola toma

Un padre y una hija tienen que pasar la noche en una casa que van a vender. La citada casa está abandonada y lejos del mundanal ruido, así que teniendo en cuenta que estamos ante una película de terror la cosa se va a poner bastante fea. Se escuchan unos sonidos extraños, el padre sube al ático… y ya no vuelve. A partir de ahí (supuestamente) empieza la pesadilla de la hija.
Digo supuestamente porque ya me la colaron con Paranormal activity, presunto film de terror de bajísimo presupuesto que daba menos miedo que Pocoyo puesto de tarta hasta las cejas. Y es que La casa muda sigue más o menos por la misma senda que el film de Oren Peli: hecha con cuatro euros mal contados (6000 dólares, según cuentan), dos actores, la cámara de un móvil y en cuatro días. Su único aporte al casi siempre mal llamado séptimo arte es que sus 74 minutos de duración están realizados en una sola toma.



El debutante director uruguayo Gustavo Hernández ha conseguido con La casa muda llegar hasta la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes, trampolín más que alto desde el que saltar a las salas de todo el mundo. No en vano estamos ante un film que por poco que recaude puede resultar rentable en muy poco tiempo y, si es promocionado adecuadamente (recordemos nuevamente Paranormal activity o la ya casi olvidada El proyecto de la bruja de Blair), dar pingües beneficios a productores y distribuidores.
Otra cosa será que La casa muda logre transmitir al espectador el miedo en tiempo real con la que se promociona. O quizá sí que lo consiga… cosas más raras se han visto.

No hay comentarios: