viernes, 28 de enero de 2011

CORTO: "LA MÁQUINA DE COPIAR JAMONES"...

... y ¿el último capítulo de la dimisión de Alex de la Iglesia?

Después de todo el jaleo que se ha montado estos días con la aprobación de la polémica Ley Sinde y la dimisión del presidente de la Academia de Cine Alex de la Iglesia, no está de más recuperar en La última sesión la costumbre de proponer un cortometraje cada viernes. Otra cosa es que consiga ser puntual a la cita semanal... pero eso es otra cuestión.
Teniendo en cuenta los últimos acontecimientos, me viene que ni al pelo este simpático corto llamado La máquina de copiar jamones. Presentado en el NotodoFilmFest, La máquina de copiar jamones es un corto dirigido por Jordi Pereiras Arisa (aunque firma como Flinn Sorrow) y que narra las consecuencias de la creación del invento en cuestión y de las maniobras que realiza la Sociedad de Jamones Autorizados de España (SJAE) para evitar que la comercialización de la máquina les fastidie el negocio.



‘Yo creo que lo más sensato y lo más honesto era dimitir ahora mismo. Una dimisión no puede ser diferida, o sea, si dices que te vas, lo dices ahora, no dentro de un rato, sería absurdo. Y dimitir no es malo, es bueno. Nadie es imprescindible. Lo que pasa es que yo quería estar presente en los Goya, eso sí. Además, la junta me ha pedido que me mantenga hasta que haya un nuevo presidente.’

A hilo de este tema, aquí os dejo el enlace a la entrevista que le hacen a Alex de la Iglesia en El País, a raiz de su dimisión, del barullo que se ha montado y de las supuestas presiones del Ministerio de Cultura para que no ejerciera como presidente en la próxima gala de los Premios Goya. Hay que joderse...

2 comentarios:

miquel zueras dijo...

Muy bueno. Me ha encantado la castiza metafora de los jamones. Ahora voy a ver ese enlace a ver si me aclaro un poco con este culebron de Álex y la Sinde. Saludos. Borgo.

J.A. Pérez dijo...

El culebrón... más buen es el cuento de nunca acabar. Supongo que eso le dará algo más de audiencia a los Goya(por aquello del morbo), pero si el cine español ya está mal... no quiero ni pensarlo después de esto.

Un abrazo!!