viernes, 17 de febrero de 2012

HABLAR PARA MATAR EL ABURRIMIENTO (SEGÚN STEVE MCQUEEN)

De la prisión de Hunger a la de Shame

‘Quería contar una historia de un modo que resultase familiar, que no fuera como si estuvieses viendo a un marciano, pero es obvio que hablamos de algo extraordinario: un hombre que necesita aliviarse 40 veces al día, que puede estar 72 horas seguidas viendo porno. Es alguien que es guapo, tiene dinero y un buen trabajo, y sin embargo se construye su propia prisión a través de su relación con el sexo, una prisión sin barrotes.’

‘Usamos nuestro cuerpo. Todos lo usamos, porque nuestro cuerpo define claramente quiénes somos en realidad. La gente habla, habla y habla, la mayoría del tiempo para soltar chorradas que nadie escucha, ni siquiera nuestros colegas. Hablar es algo que se hace para llenar espacios, para matar el aburrimiento.’


Hoy se ha estrenado en las salas de nuestro país Shame, la nueva película del director británico Steve McQueen. Por esa razón, en El País le realizan esta entrevista en la que nos habla de la película, de su trabajo con Michael Fassbender, de por qué no se ha cambiado de nombre para que no lo confundan con el mítico actor... y de alguna que otra cosa más.

No hay comentarios: