miércoles, 23 de mayo de 2012

CARTEL DE "KILLING THEM SOFTLY"

La mafia ajusta sus cuentas

Anteriormente conocida como Cogan's trade, Killing them softly es la nueva colaboración entre el director Andrew Dominik y Brad Pitt tras El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford.
Presentada ayer en el Festival de Cannes, en el que recibió tantos palos como aplausos, esta violenta película está basada en la novela de George V. Higgins y narra la historia de un matón de la mafia que busca a los culpables de haber robado una gran cantidad de dinero de una exclusiva partida de poker, asesinando además a los jugadores.
James Gandolfini, Sam Shepard, Ray Liotta y Richard Jenkins completan el reparto de este film cuyo estreno en los U.S.A. está previsto para el 21 de septiembre. De momento todavía no hay una fecha de estreno prevista por aquí.

TRAILER DE "EL GRAN GATSBY"

Luhrmann se atreve con F. Scott Fitzgerald

La novela de Francis Scott Fitzgerald El gran Gatsby ha tenido ya cuatro estimables aunque fallidas adaptaciones a la gran pantalla. La última de ellas aquella lujosa adaptación que realizó Jack Clayton en base a un guión del mismísimo Francis Ford Coppola y con Robert Redford y Mia Farrow en los papeles principales. Ninguna de esas películas ha sido un éxito, por lo que sorprende hasta cierto punto que el director australiano Baz Luhrmann se haya embarcado en este proyecto, sobre todo tras el relativo fracaso de Australia.
Con el despliegue visual propio del director de Moulin Rouge y una prodocción muy cuidada, El gran Gatsby cuenta con un reparto de lujo en el que podemos encotrar a Leonardo DiCaprio, Carey Mulligan, Isla Fisher, Tobey Maguire y Joel Edgerton en los papeles principales.




Curiosamente El gran Gatsby llegará simultaneamente a los cines U.S.A. y a los de nuestro país, concretamente el 25 de diciembre. Aunque todavía es muy pronto para decirlo, todo apunta a que estamos ante una de las producciones que optará a los Oscar del año que viene, al menos en lo que respecta a los apartados técnicos. 
Ya veremos cuandos se estrene si el poderío visual de su director casa con esta historia ambientada en el Nueva York de principios de los años 20 y que, por la forma en que está narrada en el libro de Scott Fitzgerald, es bastante complicada de trasladar a la gran pantalla.