miércoles, 20 de febrero de 2013

CORTO: "EL VENDEDOR DE HUMO"

El ilusionista de la nada


En una tediosa gala en la que todo el mundo bromeaba con la corrupción y con el tema de los sobres de Bárcenas, en la que Blancanieves se Pablo Berger se llevó el premio principal y en la que la bochornosa anécdota fue que una presentadora se equivocó al leer cuál era la canción premiada, el galardón mejor cortometraje de animación fue para El vendedor de humo.
Realizado por los alumnos de la escuela valenciana de cine PrimerFrame y dirigido por Javier Maestro, El vendedor de humo narra la historia de un vendedor ambulante que llega a un pequeño pueblo. En un principio nadie le hace el menor caso, pero tras ayudar a un niño todo el mundo empezará a prestarle atención.


Puede que técnicamente El vendedor de humo no esté a gran altura en algunos momentos, pero no se puede negar que es muy divertido y que presenta un buen sentido del ritmo. Además, buscándolo o no, es una de las mejores metáforas de la situación económica y política que se está viviendo actualmente en nuestro país. No habría estado nada mal que Javier Maestro y sus alumnos se hubiesen ocupado de la gala de los Goya de este año. A buen seguro que hubiese sido mucho más divertida.