lunes, 8 de abril de 2013

DOS CORTOS: "ATAQUE DE PÁNICO" Y "EL COJONUDO"

Del ataque extraterrestre al terror de campo


No es la primera vez que un cortometrajista es descubierto por un director o un productor y se ha puesto a los mandos de su primera película. Anteriormente directores como Neill Blomkamp con su corto Alive in Joburg (que se convirtió en Distrito 9 gracias al apoyo de Peter Jackson) o más recientemente Andrés Muschietti con su corto Mamá (que llegó recientemente a los cines en forma de largometraje gracias a Guillermo del Toro), por poner dos ejemplos más reconocibles, llegaron a dirigir su primer largometraje gracias a que sus trabajos anteriores llamaron la atención.
El uruguayo Fede Álvarez ha sido el último en desembarcar en los cines gracias al remake de Posesión infernal, film producido por Sam Raimi, que a la sazón ha sido el director de toda la saga.
Y es que Raimi llegó a conocer a Fede Álvarez gracias al éxito de un cortometraje llamado Ataque de pánico (2009) corto que tuvo mucho éxito en internet y que suponía el cuarto trabajo de su director tras la cámara.


Aunque es un corto muy bien realizado Ataque de pánico no contiene una gran historia detrás, más bien al contrario. La llegada de un ejército alienígena a Montevideo desata el consiguiente caos en la ciudad... y poco más. Es decir, estamos ante el inicio de algo que ya hemos visto muchas veces en distintas películas (Invasión a la Tierra o Independence day, por poner dos ejemplos), aunque sin el desarrollo posterior de una historia. Eso sí, cabría destacar el buen uso de sus efectos especiales (sobre todo si tenemos en cuenta su poco presupuesto) y el inicio, con el niño jugando y su descubrimiento de los robots gigantes llegando con la niebla.


Con un mayor desarrollo en su guión y con un tono más cercano al cine de Sam Raimi, El Cojonudo (2005) es el anterior trabajo de Fede Álvarez tras la cámara y supone el tercer corto de su carrera tras Los pocillos y El último Alevare.


Es de suponer que, si bien con Ataque de pánico Fede Álvarez llamó la atención de Sam Raimi, el director de Arrástrame al infierno, Un plan sencillo y Darkman se sintió mucho más identificado con la manera de hacer del director y guionista uruguayo con El Cojonudo, corto en el que se puede encontrar un similar gusto por la mezcla de la comedia y el thriller con toques de gore propios de la primera Posesión infernal.


En El Cojonudo, dos jovenzuelos de ciudad tienen una avería en su coche que les hace recabar en un pequeño pueblo. Mientras esperan a un mecánico, conocen a un extraño hombre al que no le gusta nada el poco respeto que le tienen y que les cuenta una historia sobre un ladrón español que recaló hace tiempo en ese mismo pueblo y que acabó de muy mala manera por su falta de respeto.


De momento, el éxito económico de Fede Álvarez con Posesión infernal le ha valido no sólo el interés de la industria (poco gasto y buen rendimiento en taquilla... ya se sabe cómo van estas cosas) sino que ya está preparando una continuación de su debut en la gran pantalla. Otra cosa será ya que su trabajo tenga una continuidad a largo plazo y que pueda llevar a cabo proyectos de mayor envergadura y calado. De momento ya tenemos en los cines su primer film y aquí tenemos dos de sus trabajos más conocidos hasta la fecha.

No hay comentarios: